×
×

Cirugía

“En otoplastia el objetivo es doble: naturalidad y resultados de por vida”.

 

Cirugíaotoplastia Córdoba Cabrera

 

Otoplastia: la técnica que define un resultado.

Las técnicas de otoplastia tendrán como objetivo mejorar la apariencia de las mismas. En la actualidad las técnicas de otoplastia podrían dividirse en dos grandes grupos:

A) Técnicas que suturan el cartílago: en mi experiencia las técnicas que suturan el cartílago dejan resultados poco naturales y una tasa de complicaciones elevada (recurrencia, intolerancia a las suturas, fracturas del cartílago y angulaciones, etc), por lo que no las utilizamos en ningún caso.

B) Técnicas que remodelan el cartílago ("sin suturas" al cartílago). Las técnicas de otoplastia que remodelan el cartílago se basan en investigaciones realizadas décadas atrás sobre el cartílago costal para otros fines, viéndose como el cartílago tiende a doblarse espontáneamente en sentido opuesto a la superficie que es debilitada. Con posteioridad, se aplicaron estas investigaciones al propio cartílago auricular. Si lo deseable es que la oreja se pliegue hacia atrás, habrá que debilitar la superficie anterior del cartílago del antehelix (liberación pericondral) y, de esta forma, el pabellón se girará de manera natural y espontánea hacia atrás. En este principio se basa la Otoplastia de Chongchet o técnica de remodelación del cartílago auricular, permitiendo un giro natural, predecible y sin angulaciones, ni vertices, del antehelix auricular. 

 

Otoplastia: la cirugía de la precisión

Para un correcto remodelado del cartílago auricular hay que tener un adecuado conocimiento de la anatomía vascular del pabellón auricular ya que hay que separar de forma muy precisa el cartílago de la piel, sin alterar el correcto aporte sanguíneo de ésta.  La remodelación se hace en base a unas incisiones longitudinales en un fina capa que cubre el cartílago (pericondrio) y, de esa forma, el mismo se gira de manera natural hacia atrás. 

Ventajas: habría que destacar la extraordinaria naturalidad del resultado (muy superior a cualquier técnica de otoplastia) y ausencia recidivas (resultado definitivo). Por otra parte, al tratarse de un remodelado del cartílago (sin suturas),  evitaríamos todos los problemas derivados del uso de las mismas (intolerancia a las suturas, fracturas del cartílago, angulaciones, etc). 

Desventajas: mayor tiempo quirúrgico por su mayor dificultad técnica, la necesidad de utilizar un vendaje especial durante 6-7 días y el hecho de que los pabellones tendrán un aspecto amoratado a la semana de realizada la intervención.

 

En Cabrera Plástica&Estética, en todos nuestros casos realizamos la otoplastia mediante la técnica de Chongchet, ya que estamos convencidos de que es la técnica de otoplastia que aporta una mayor seguridad y naturalidad en los resultados. 

 

 

 

Para pacientes fuera de Córdoba que vayan a someterse a una otoplastia (Jaén, Ciudad Real, Sevilla, Badajoz, Granada, Málaga o Madrid) trataremos de flexibilizar las citas, adaptándonos a sus desplazamientos.